Ácido para limpiar hormigoneras y limpia cementos: ¿Cómo quitar cemento seco de una hormigonera?

La hormigonera es una de las herramientas de construcción fundamentales para realizar correctamente los trabajos de obra. Por ello, su limpieza y mantenimiento son imprescindibles después de su uso para que se siga llevando a cabo un buen funcionamiento y se prolongue su vida útil.

Te preguntarás cuál es el mejor quita cementos y restos de obra, pues bien, en el artículo de hoy te contamos cómo quitar el cemento seco de la hormigonera y cuáles son los mejores productos de limpieza para hacerlo.

Por lo general, el cemento seco es la parte más complicada de limpiar de la hormigonera por dentro debido a que rápidamente se incrusta en el tambor interior de la mezcladora, siendo necesario realizarse el cincelado apagado o roto mediante productos químicos fuertes.

Recuerda que antes de empezar el trabajo debes llevar siempre puestas las gafas y guantes de protección para evitar accidentes que puedan afectar a los ojos o a la piel.

En EcoSupplies & Soaps queremos ofrecerte el mejor limpia cemento para el cuidado de tu hormigonera:

¿Cómo limpiar una hormigonera seca?

Te recomendamos poner en práctica las siguientes indicaciones para aprender a cómo limpiar una hormigonera seca de la manera más segura y adecuada posible:

1. Protégete: al igual que hemos comentado antes que es necesario utilizar gafas y guantes para garantizar la seguridad de las personas y el equipo, también es importante comprobar que la mezcladora está apagada y desconectada de la corriente eléctrica. Por otro lado, la hormigonera se debe colocar en una superficie estable para evitar que se produzcan desplazamientos inesperados.

2. Deja limpia la cuba: una vez verificada la seguridad de los empleados se debe proceder a la limpieza de la cuba de la hormigonera. La limpieza siempre debe realizarse con agua, a poder ser a presión para una mejor limpieza. No olvides limpiar a fondo las ruedas, el volante y la cuba del dispositivo.

Es aconsejable hacerlo siempre que la utilices, después de cada proceso de mezclado y una vez se hayan terminado los trabajos de obra, para evitar que el cemento se seque en su interior. Esto evitará el endurecimiento del material y no habrá que hacer un mayor esfuerzo para su limpieza. Una inadecuada limpieza a diario de la máquina puede llegar al punto de no poder volver a utilizarse.

3. Añade gravilla para quitar los restos: Si no se ha hecho una correcta limpieza de la cuba entre cada uso o al hacerlo se ha quedado un poco de material dentro, se debe verter un poco de gravilla y un par de cubos de agua mientras la cuba está girando, entre carga y carga, para evitar que el material se endurezca y pueda afectar a futuras mezclas. Una vez hecho, vacía la cuba.

4. Limpia el exterior: La hormigonera no sólo requiere cuidados por las superficies internas, sino también por la zona externa, ya que durante la mezcla de la solución es muy probable que caigan gotas. Puedes utilizar una hidrolimpiadora para limpiar la parte exterior de la hormigonera, teniendo especial cuidado en no darle a la parte del motor y a las aberturas de ventilación de este. Para ello, te aconsejamos usar un trozo de plástico para cubrir la parte del motor y no llevarte ningún susto. Una vez terminada la limpieza, si vieses que se ha quedado suciedad incrustada utiliza un cepillo y frota hasta que se haya ido completamente.

5. No golpear la cuba: Durante la limpieza no se debe golpear nunca la cuba ya que se puede abollar la máquina o moverla de la superficie. En el caso de ser necesario el golpeo de la máquina, se debe hacer con mucho cuidado, golpes suaves, lo justo para sacar el hormigón que se haya quedado pegado.

6. Deja secar: Es recomendable colocar la cuba en vertical y con la boca mirando hacia abajo. Esto permite un correcto secado y evitamos problemas de oxidación. Por otro parte, evitaremos que se introduzcan objetos dentro que pueden ocasionar serios peligros a la hora de poner en marcha la hormigonera.

7. Hormigonera con correas: Si nuestra máquina funciona con correas, se debe verificar que estén bien tensadas para que no patinen.

8. Almacenamiento: Es recomendable cubrir la hormigonera con una lona para protegerla del clima y otros elementos exteriores durante su inactividad.

9. Avería: Por último, si se produce una avería es necesario llevar directamente la hormigonera a un taller especializado para que pueda ser reparada por profesionales.

Si cumplimos con esta serie de indicaciones durante la limpieza de la hormigonera garantizaremos una mayor seguridad, un mejor funcionamiento y una mayor durabilidad de esta.

Ver más productos auxiliares de limpieza

Si necesitas más información sobre cómo quitar hormigón de la hormigonera y sobre los detergentes para cemento que puedes utilizar no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

lunes, Abr 11